LOS PUEBLOS

Todos los pueblos del Valle son una magnífica muestra de la arquitectura popular de Sobrarbe, al abrigo de sus recias torres, a un tiempo castillo y campanario, con sus casas de tejados de losa parda, coronados por la poderosa chimenea altoaragonesa, y muros de piedra curtida por el sol, en los que abundan las puertas y ventanas labradas y los escudos señoriales.

En el centro del Valle se asienta BROTO (905 m.), su capital histórica y cabecera del municipio; posee una completa infraestructura de servicios que justifica su importancia turística. Sus dos barrios, a ambos lados del río Ara, estaban unidos por un puente gótico del siglo XVI, destruido durante la Guerra Civil, junto al cual se encuentra la Casa del Valle, con su torre-cárcel adosada. La iglesia, del siglo XVI, destaca por su torre defensiva almenada. Está dedicada a San Pedro Apostol y posee una interesante portada esculpida, así como retablos barrocos en su interior. Numerosas casas conservan la arquitectura tradicional. Dos lugares para pasear son la visita a la cascada del Sorrosal y la subida a la ermita de la Virgen de Morillo, sobre el pueblo.
  • OTO (913 m.). Se encuentra a 1 Km. de Broto. Conserva un interesante conjunto de arquitectura popular, en el que destaca la torre defensiva del s. XVI de casa Don Jorge. La torre de la iglesia posee sendos cuerpos de estilo mozárabe y románico. Cerca del pueblo se encuentra la ermita de San Sebástian junto a una antigua cruz de término. A 1.30 h de camino se encuentra la ermita de La Asunción.
  • BUESA (1135 m.), a 3 Km. de Broto en la parte alta del Valle. La iglesia conserva un crismón románico y pinturas populares en su interior. Conserva su estructura de pueblo de alta montaña. A 1.30 h de camino se encuentra la ermita de la Virgen de Bun, coronando un bello paraje de bosques.
  • SARVISE (863 m.) a 3 Km. de Broto aguas abajo y a orillas del río Ara. Es un pueblo rodeado de prados de montaña que se mantienen verdes todo el año. Desde Sarvisé se accede por la carretera de Fanlo al Valle de Vió y al Cañón de Añisclo. Cerca de Sarvisé se puede pasar un agradable día en los prados de Planduviar.
  • ASIN DE BROTO (1103 m.), a 13 Km. de Broto, es una localidad de nobles casas con escudos señoriales que conservan la estructura del siglo XVI y entre las que destaca Casa del Notario. Conserva un esconjuradero, pequeño templete abierto desde el que se bendecían los campos. Desde Asín de Broto se puede realizar una excursión de una hora hasta la ermita de San Mámes, excelente mirador del valle.
  • BERGUA (1030 m.). A 20 Km. de Broto entrando por Fiscal y después por pista forestal. Aunque en la actualidad está practicamente deshabitado, conserva una interesante arquitectura debido a la importancia que tuvo en siglos anteriores. Posee dos torres defensivas y una interesante iglesia. En sus cercanías, la ermita de San Bartolomé, con triple ábside cuadrangular de estilo prerrománico y frescos del s. XVII.
  • Los pueblos de YOSA, AYERBE y ESCARTÍN están deshabitados y se puede acceder a ellos en ruta de senderismo. OTAL, en el puerto que lleva su nombre, posee una notable iglesia románica de estilo serrablés.
 
Textos escritos por José Luis Febas,
pertenecientes al folleto editado por el Ayuntamiento de Broto y Empresarios Turísticos